Hijas de la greda, Quinchamalí, Chile.

En el calor del verano, en la zona central de Chile, las mujeres loceras del poblado de Quinchamalí escarban los lomajes buscando la greda para hacer su arte.

Las manos de las loceras dan forma a un puñado de greda extraída desde las serranías cercanas.

Las manos se funden con el barro que ya dan forma a un pequeño plato.

En cosa de minutos comienza a aparecer un utensilio. 

Artículo completo.

Complete Article

Loceras de Quinchamalí, Tradición ancestral que perdura en el corazón de Chile.

Rodeado de lomajes suaves e impregnado de aromáticos perfumes que brotan de pastizales, viñedos y cientos de flores, el poblado de Quinchamalí, en la región central de Chile, surge como única manifestación de una antigua tradición, la que un puñado de mujeres, se ha empeñado en mantener; las loceras de Quinchamalí.

 

A principios de Abril, el otoño se prende en la región y el paisaje se transforma con la llegada de las bajas temperaturas, los colores dominantes son el ocre y el amarillo. Miles de hojas se desprenden de los álamos, cubriendo los caminos y dándole un irremediable aspecto bucólico al paisaje. Entonces los habitantes de Quinchamalí, se vuelcan a las viñas para realizar la vendimia. La región es conocida por las buenas cepas que emanan de las viñas de rulo –plantaciones que no necesitan riego- y las cerezas, amén de otras frutas como sandías y tomates, estos conocidos internacionalmente por su aroma y sabor. Sin embargo, al interior de las casas se desarrolla otra actividad, que como un secreto celosamente guardado otorga un sello particular a sus habitantes, son las loceras de Quinchamalí que se encargan de arrancar el barro de los cerros colindantes y se dan a la tarea, de crear febrilmente, miles de figuritas y modelos en greda.....

Datos Técnicos / Tecnical Data: Imágenes en película Hasselblad 500 cm, Hilford FP-4, T-Max 100 y Extachrome E100VS Nikon FM-2, Nikon 801s. 

  • Black Facebook Icon