Retratos en Beijing, CHINA.

Disparos en La Ciudad Prohibida / Pekín

Viajar a un destino exótico es siempre inquietante y desafiante, no sólo por los cambios alimenticios, horarios o la dinámica propia de las ciudades y su gente. Como fotógrafo me preocupa la luz y no siempre es posible manejarla como si estuviéramos en condiciones controladas, sobre todo si lo que buscamos son los retratos.

Retrato de mujer joven. Es importante no perder la esencia del lugar, por ello decidí incluir en la toma uno de los adornos de bronce de la gran puerta por donde pasaba el emperador, el que hace característico y único el sitio. Se dice que quién lo toque, obtendrá buena fortuna.

En estos casos debemos observar y entender el entorno y dónde la luz (que es la Madre de la fotografía y no los equipos)  se refleja, difracta, rebota, difunde, etc. Entonces en una ciudad enorme y cubierta de espejos como Beijing; con muros descomunales planos interminables y de concreto, espacios públicos infinitos y días mayoritariamente nublados donde aparece un sol esporádico; el que al menor atisbo va a dar con fuerza a algún ventanal provocando cambios drásticos en nuestro sujeto, resulta por ello, importante ver dónde y qué queremos fotografiar. De este modo logramos poner a nuestro favor, los elementos arquitectónicos propios de cada lugar para enriquecer nuestras imágenes.

Retrato de mujer joven II. El hecho de retratar a una persona con la mirada dirigida hacia afuera del cuadro puede resultar interesante cuando se está maqueteando un libro o documento y se crean dinámicas entre los objetos y sujetos en imágenes distintas.

Pedí a las personas que iban circulando, -parado en la entrada del largo corredor- si podía retratarlas contra el pórtico y fue fantástico, ya que todas accedían de muy buena gana y en condiciones lumínicas inmejorables. A mi derecha, tenía un gran “softbox” natural que difuminaba las altas luces que molestaban por lo intensas. A mi izquierda y lejano, el otro extremo del pasillo abovedado, por donde un chorro de luz llegaba suave y difuso sobre el lado derecho de mis sujetos a fotografiar. También, en mi espalda, tenía la otra hoja de la puerta imperial, con sus semiesferas de bronce que reflejaban la luz produciendo sutiles detalles de relleno en el sujeto. La piedra gris de todo el corredor ayudó a evitar reflejos incómodos dándome un gris medio perfecto, zona V.

Boceto en corte de uno de los corredores del lugar, donde se muestra la entrada con las puertas abiertas de par en par y con una gran entrada de luz que sirve como un gran SoftBox. Al fondo, una luz Spot que es la otra salida del corredor, lejana a unos 30 mts. aprox.Ese día me levanté animoso y dispuesto a visitar …

 

Mujer con su hijo en Shanghái. En este caso la luz era perfecta, abundante y tamizada. Se puede ver que el rostro de ambos esta relajado y la pareja se recorta muy bien contra un fondo difuso de edificios verticales donde los grises son moderados.

Las personas retratadas eran personas comunes, pero estaban en una actitud muy positiva y contemplativa, algo tan importante como la luz que buscaba.

Datos Técnicos / Tecnical Data: Imágenes digitales capturadas con Canon 5D Mark II.

back_to_top.gif
  • Black Facebook Icon