Aldeas del Desierto. Atacama, CHILE

Pampa                                           Altiplano                                       Costa

La alimentación de los atacameños se basaba principalmente en el consumo de maíz, pescado, carne de camélidos y semillas deshidratadas.

Imágenes realizadas en el Museo de Pica, Chile.

Ficha Técnica

La aldea de Ramaditas aparece subitamente a un costado de la carretera entre Guatacondo y la ruta 5 Norte, Pampa.

El silencio del desierto

 

Camino sobre un mar de arena compactada, algo inclinada, en una ligera pendiente que se viene formando desde los pies de los Andes. Hace calor, no hay sombra, como es el desierto; el lecho seco y evaporado de una quebradita por donde en algún momento bajó un potente aluvión de fango y palos llevándolo todo. Bueno, casi todo, porque a escasos sesenta metros de esa hondonada, está emplazada Ramaditas, la aldea escondida del desierto que tanto me gusta visitar de vez en cuando.

En ese lugar de total distancia, pude sentir los latidos del tiempo, el agrado del ocaso cuando en la lejanía de la llanura, comienzan a titilar las luces de poblados distantes, como Pozo Almonte y el oasis de Pica. La arena tibia en los pies descalzos de la pampa esta en silencio. Deambulo entre las ruinas de esa aldea milenaria intentando no alterar nada, aunque mi sola presencia ya rompe esa paz ancestral.

Fotografío muros de barro reseco, mezclados con piedras que no se han movido en dos mil años, y más. Los dedos impresos de esos primeros habitantes aún persisten y me susurran desde el pasado, estuvimos aquí y siempre lo estaremos.

Entre las piedras y la arena, aparecen restos de alimentos milenarios, como vertebras de pescados y corontas de maíz, pequeñas y resecas, casi petrificadas por el sol de mil atardeceres.

Datos Técnicos / Tecnical Data: Imágenes digitales capturadas con Canon 5D Mark II. Hasselblad 500cm. Linhof 6x17 technorama. Ilford PAN F Plus 50

  • Black Facebook Icon